Segunda Guerra del Líbano (2006)

La Segunda Guerra del Líbano (12 de julio-14 de agosto 2006) es una guerra entre las FDI y la organización terrorista Hezbollah. El objetivo de la guerra era por una parte conseguir detener el lanzamiento de cohetes de la organización terrorista Hezbollah hacia poblaciones israelíes del norte de Israel donde residían más de un millón de civiles, y por otro lado afectar profundamente dicha organización terrorista que opera desde territorio libanés. Por otro lado también se quería liberar a dos soldados israelíes secuestrados por hombres de Hezbollah el mismo 12 de julio en la misma mañana.

El 12 de julio de 2006 sobre las 9 de la mañana, la organización terrorista Hezbollah lanzó un ataque en la frontera norte de Israel, apuntando a una patrulla de las FDI. Los terroristas penetraron en el lado israelí, matando a tres soldados israelíes y secuestrando a dos reservistas. Los soldados Eldad Regev (26) de Kiryat motzkin, y Ehud Goldwasser (31) de Nahariyah fueron capturados. Cinco soldados más fueron asesinados el mismo día al intentar recuperar a los dos soldados que habían sido secuestrados horas antes. El ataque de Hezbollah perpetrado más allá de la Línea Azul fue condenado por el Secretario General de la ONU. Sin respuesta aún de las FDI, y casi simultáneamente, los terroristas de Hezbollah bombardearon comunidades israelíes del norte dejando 6 civiles israelíes heridos.

Segunda Guerra del Libano

Decenas de puestos de mando y lanzadoras de cohetes de Hezbollah fueron destruidos durante la guerra. El 14 de agosto de 2006 a las 8 de la mañana, las FDI cesaron sus ofensivas al Líbano bajo decisión del gobierno israelí que adoptaba la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU. Tropas de las FDI se quedaron el sur del Líbano hasta que las fuerzas armadas libanesas controlaron la zona y que las FINUL (Fuerzas Interinas de Naciones Unidas para Líbano) estuvieron desplegadas.

Durante la duración de la guerra, Hezbollah se negó a dar información acerca de los dos soldados israelíes secuestrados a comienzos del conflicto. Se supo más tarde, durante el intercambio de prisioneros el 16 de julio de 2008, entre Hezbollah e Israel, que no sobrevivieron a sus heridas. A cambio de los cuerpos de Eldad Regev y Ehud Goldwasser, Israel devolvió los cadáveres de 200 milicianos libaneses y palestinos y liberó a cuatro militantes de Hezbollah, más Samir Kuntar, un militante libanés de la FLP (fuerza de liberación palestina), condenado por Israel en 1980 por la muerte en 1979 de Danny Haran, su hija de 4 años Einat y de un policía israelí. En la liberación de Samir Kuntar, Hezbollah organizó una fiesta que fue transmitida por el canal árabe de televisión Al Jazeera. Tras el regreso de los cuerpos de los dos soldados israelíes, el Gran Rabino Militar Israel Weiss que sirvió en la guerra comentó: “El proceso de identificación ha sido muy largo. Si pensábamos que nuestro enemigo era cruel, nos quedamos sorprendidos cuando abrimos los ataúdes, y descubrimos el alcance de su crueldad.”

compártelo:

Comments: