Guerra de Desgaste (1969-1970)

La Guerra de desgaste fue una guerra limitada entre Egipto e Israel que tuvo lugar durante los años 1968 a 1970. Fue iniciada por Egipto en un intento de recobrar el Sinaí, del cual Israel tenía el control desde la Guerra de los Seis Días. La guerra terminó con un alto el fuego firmado entre los dos países en 1970 con fronteras en el mismo lugar que cuando la guerra comenzó.

Antecedentes:

Las FDI obtuvieron una victoria sin precedente derrotando al ejército egipcio en 1967 en la Guerra de los Seis Días y tomando el control de la Península del Sinaí, hasta el Canal de Suez, que quedó en manos de Israel. El ejército de Egipto, el más poderoso del mundo árabe, había sido derrotado, pero también había sido humillado.

Gracias al significativo apoyo en armamento de su aliado, la Unión Soviética, Egipto pudo recuperarse de sus pérdidas materiales de la Guerra de los Seis Días más rápidamente de lo que Israel esperaba. Centenares de consejeros militares soviéticos ingresaron en el país. Su presencia, junto con la llegada de pilotos y naves soviéticas, amenazó con extender el conflicto en una confrontación Este-Oeste.

Guerra del desgaste

Cronología:

La guerra comenzó en junio de 1968 con el bombardeo por parte de la artillería egipcia de las líneas del frente israelí instaladas en el margen oriental del Canal de Suez.

En febrero de 1969 Egipto empezó a atacar masivamente la Línea Bar Lev causando muchas bajas israelíes. Las FDI tomaron represalias con incursiones profundas en territorio egipcio que causaron severos daños. Aunque Egipto sufrió muchas más bajas que Israel, continuó con su postura agresiva.

En julio, las Fuerzas Aérea israelí destruyeron las posiciones antiaéreas, los tanques y la artillería del sector norteño del canal. La ofensiva aérea continuó hasta diciembre y redujo la defensa antiaérea de Egipto a casi nada.

Durante la guerra murieron 1424 soldados israelíes y otros 3000 fueron heridos. La Fuerza Aérea israelí perdió 14 aviones. Se estima que las bajas humanas del lado egipcio fueron cerca de 10.000, y que fueron eliminados al menos 98 aviones.

Ambos lados consideraban el final de “la guerra de desgaste” como una victoria. En Egipto, la guerra era considerada una victoria porque tres guerras anteriores, en 1948, 1956 y 1967 habían sido derrotados frente a Israel y esta vez su ejército había quedado donde estaba. Del lado israelí se consideraba que habían sostenido la ofensiva egipcia y que Egipto había demostrado que no podría vencer a Israel en una guerra convencional.

 

compártelo:

Comments: