De civil a soldado: el proceso del entrenamiento de combate

Todos los soldados combatientes de las FDI empezaron como nuevos reclutas – ninguno de ellos se despertó una mañana siendo un combatiente entrenado y habilidoso. A sus 18 años, los reclutas tienen que atravesar un proceso que dura varios meses. Durante este proceso, los soldados perfeccionan sus habilidades mentales y físicas para transformarse en soldados combatientes de las FDI.

La transformación comienza en la base de reclutamiento, donde los nuevos reclutas reciben sus uniformes, se reunen con oficiales, completan formularios y atraviesan otras estaciones que los preparan para el camino que tienen por delante. De allí, ellos viajan directamente a su base de entrenamiento de brigada, donde pasarán los próximos meses.

En esta base ellos comienzan el entrenamiento básico, cuyo objetivo es transformar civiles en soldados. En el entrenamiento básico, los reclutas aprenden los valores y fundamentos de los soldados combatientes, que incluyen rutina y disciplina militar, entrenamiento físico, semanas en el campo, entrenamiento con armas, disparo y los principios de las FDI. El entrenamiento básico tiene una duración de aproximadamente cuatro meses y finaliza con una marcha.

Al final de la marcha, los soldados tienen una ceremonia en la que juran lealtad y se unen oficialmente a las filas de las FDI.

23376240114_d848ef52ec_o

El final de la ceremonia simboliza el comienzo de su entrenamiento avanzado. A cada soldado se le asigna un rol en la brigada y después de entre cuatro meses a un año de entrenamiento (dependiendo de la unidad), está capacitado para comenzar a operar.

Durante el entrenamiento avanzado, los soldados aprenden a operar juntos, empezando como el grupo más pequeño, el escuadrón y terminando con toda la compañía. Ponen énfasis en fitness, preparación y el cuidado apropiado del equipo militar. En este punto, ellos profundizan su conocimiento en técnicas y especializaciones de combate.

El Cuerpo de Ingeniería Militar entrena para eliminar obstáculos como campos de minas, túneles y montículos de tierra. Por otro lado, el Cuerpo de Inteligencia de campo se especializa en recolectar información y reconocer amenazas en el campo. La Unidad de Búsqueda y Rescate también tiene un entrenamiento especializado, que incluye la ejecución de misiones especiales durante terremotos, tsunamis y ataques terroristas convencionales y/o no convencionales.

El último paso y el más grande para convertirse en un soldado combatiente de las FDI es la “Masa Cumta” – la marcha por la boina. Los soldados marchan durante la noche, cargando con su arma, chaleco (con seis cartuchos con municiones y dos cantimploras con agua) y camillas. Después de marchar entre 30 y 70 km (algunas unidades, como fuerzas especiales, marchan más que otras), los soldados reciben la boina de su unidad en una ceremonia emocionante a la que asisten sus familias.

¡Ahora son oficialmente soldados combatientes de las FDI!

 


compártelo:


Comments: