Un soldado de las FDI le otorga tratamiento médico a heridos sirios

Desde el 2013, más de 2600 sirios que resultaron heridos a causa de la guerra civil han sido tratados en Israel tras llegar a la frontera para recibir cuidado médico. Antes de ser trasladados a hospitales, paramédicos les proporcionaron tratamiento médico inmediato en la frontera. Hablamos con el Cabo Yoad, uno de esos paramédicos.

¿Cuál es la parte más difícil de tu trabajo?

Cabo Yoad: lo más difícil para mi es ver niños heridos. Hubo una familia completa que resultó herida – una madre, un hijo y una niña pequeña. Todos en condición crítica. La madre sufrió una herida terrible en el estómago y lo mismo le pasó a su hija – sus intestinos se estaban saliendo. El niño necesitaba un respirador, estaba inconsciente y con una herida en la cabeza. Gracias al traductor, entendimos que un misil golpeó su casa. Acostamos a la niña al lado de su madre y hermano, los tratamos y la madre y la niña fueron enviados a un hospital y el niño a otro.

_dsc9193

Cabo Yoad

 

Haber sido separados fue tan difícil para ellos y para la niña ver a su madre en esa condición. No siempre es fácil ver esas cosas y no es fácil mantener la mente limpia todo el tiempo. Después de las experiencias que vivimos en este trabajo, la forma de seguir concentrado es hablarnos con otros paramédicos y nos animarnos unos a los otros. Realmente me ayuda.ֿ

 

_dsc4622-2

Paramédicos de las FDI en la frontera tratando a un sirio herido.

 

¿En qué se diferencia tu trabajo del trabajo que se hace en Magen David Adom (MADA), servicio de emergencias médicas israelí?

Ver las personas heridas que ves en MADA es distinto que ver las condiciones en las cuales los damnificados sirios se encuentran. En MADA, las heridas son frescas – accidentes de tránsito, caídas. Los sirios viajan kilómetros desde una zona de guerra – tratarlos a ellos es completamente diferente. En MADA, las lesiones ocurrieron hace diez, quince, veinte minutos, como máximo. Los sirios que vienen por ayuda fueron heridos hace dos horas y tú intentas mantenerlos vivos y conscientes. Las personas vienen con heridas terribles. Es una situación completamente diferente de MADA.

Siria e Israel son países enemigos. ¿Qué le dirías a personas que piensas que estás tratando al enemigo?

El que piensa eso, puede ir a un hospital, abrir una puerta a un cuarto y ver a un sirio de dos años herido. Cuando ellos ven a los pacientes, empiezan a ver el tema desde otra perspectiva. Es fácil hablar, pero cuando ven a las personas que estamos tratando, la situación cambia. Estas personas no son nuestros enemigos.

syrianinjered-1-3

 

¿Cómo te sentiste cuando supiste que estarías trabajando con sirios?

Cuando recibí mi puesto en la frontera Siria, supe que estaría tratando sirios heridos. En el curso, aprendimos a tratar a todo ser humano que necesite ayuda. No importa quienes son – les damos el cuidado que necesitan. Estamos tratando con seres humanos que se encontraron atrapados en el medio de un conflicto, con niños que sufren heridas terribles. Al igual que el misil que golpeó la casa de la niña de siete años. Ella no tenía ni idea. No hay motivo para no ayudarla.  

¿Cómo te sientes con tu puesto hoy?

Cuando vivís en este país donde tenes tanto, realmente no te das cuenta de lo bueno que tienes. Las personas que nosotros tratamos están luchando para sobrevivir. Tener la posibilidad de ayudarlos te da una sensación de satisfacción tremenda. No se como explicarlo – estas personas están siendo heridas simplemente por estar en el lugar incorrecto, en el momento incorrecto. Ayudarlos sin querer nada a cambio, ayudarlos porque podes, es tan gratificante. Es indescriptible.


compártelo:


Comments: