Testimonio de un miembro de la delegación israelí a la AMIA

Hay un famoso proverbio judío que dice “el que salva una vida, salva un mundo entero.” 

En nuestra unidad, parte del Comando de Defensa Civil, no solo actuamos según este dicho, sino que tenemos nuestro propio. La unidad, especializada en rescate, cree que: “Cuando se trata de salvar vidas – no existe una misión que sea demasiado difícil y no existe distancia que sea demasiado lejos.” No importa quienes son las personas heridas o en qué circunstancias se encuentran – ya sea un desastre natural, como ocurrió en Turquía o en Haití, o un atentado terrorista como el de Buenos Aires, Taba o Nairobi, o el derrumbe de un edificio por una falla de ingeniería. No importa si son nuestras propias personas o de otras naciones, vamos a ayudar en el proceso de rescate.

בואנוס איירס 7

En el atentado contra la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina) el 18 de julio del 1994 en Buenos Aires, una delegación de la unidad compuesta mayormente por reservistas, fue enviada a Argentina para ayudar con el rescate. Nuestro sentimiento por la misión era muy especial por que sabíamos que fue un atentado en contra de la comunidad judía y había una gran cantidad de personas desaparecidas. Más de 80 miembros de la comunidad estaban presentes en el edificio cuando explotó el coche bomba.

En Israel, mientras nos organizaremos para viajar, la única información que los miembros de la delegación recibimos estaba basada en información preliminar. Esta información se completaría con nuestra llegada a la escena del atentado. El valor más grande que nos acompañó durante el largo viaje fue la esperanza de ayudar a encontrar sobrevivientes en el lugar.

בואנוס איירס 6

Al aterrizar, después de 19 horas de viaje en un avión de las Fuerzas Aéreas de Israel de las FDI, descargamos dos vehículos con nuestro equipo e inmediatamente viajamos a Pasteur. Al llegar, vimos a cientos de personas parados en la calle que nos miraban como si fuéramos unos ángeles que veníamos a salvar y a ayudar en encontrar a todos los desaparecidos. De la forma en que ellos nos miraban entendimos que realmente nos estaban esperando y que nosotros, los rescatistas israelíes éramos la esperanza de poder salvar a sus familiares y amigos.

Lamentablemente en los próximos días, la situación se aclaró. Por la forma de la construcción entendimos que no había muchas esperanzas de encontrar sobrevivientes. Nuestra misión se centró en el rescate de las víctimas del ataque y en que los muertos puedan tener un entierro digno.

בואנוס איירס 2

Intentando hacer lo mejor posible, trabajamos sin parar en turnos durante 8 dias, 24 horas diarias en cooperación con los bomberos, la policía y grupos de jóvenes voluntarios de la comunidad. Logramos traer nuestra experiencia al lugar del atentado y aportamos nuestro equipo tecnológico para mejorar la búsqueda y cuidar la seguridad de los rescatistas.

Al final de la misión los sentimientos fueron mixtos. Por un lado mucho pesar por la cantidad de muertos y el gran golpe a la comunidad judía. Pero por otro lado, sentimos un gran orgullo de haber cumplido con la misión. Contribuimos al esfuerzo con nuestra habilidad profesional y personal que recibimos de las FDI y el Comando de Defensa Civil.

Coronel en Reserva Amir Golan

בואנוס איירס 1


compártelo:


Comments: