Desde Uganda hasta la Cúpula de Hierro

El Kotel, situado en el corazón de Jerusalén, es un lugar sagrado y especial para muchos. ¿Qué mejor lugar para llevar a cabo la ceremonia de juramento de los nuevos reclutas del Batallón de Defensa Aérea de las FDI?. Ciento cincuenta valiosos soldados tuvieron el honor de jurar su lealtad a las FDI frente a los restos del Templo. Pronto entrenarán para saber maniobrar el sistema de defensa antimisiles Cúpula de Hierro.

Fue una noche conmovedora para los 150 soldados que se formaron bajo las estrellas de la Ciudad Vieja de Jerusalén. Parados frente al Muro de los Lamentos, estos soldados juraron su lealtad para proteger al Estado de Israel y sus ciudadanos. Muchos de los nuevos reclutas, que sirven como parte del Comando de Defensa Aérea, protegen a los civiles israelíes contra los ataques aéreos operando el sistema de misiles Cúpula de Hierro.

Or Meidan - Foto Fuerzas de Defensa de Israel

“¡Juro, juro, juro!”, Or Meidan jura lealtad al Estado y sus ciudadanos

Or Meidan se destaca entre los nuevos reclutas, emigró a Israel con su familia desde Uganda en 2011. “Durante la operación Pilar Defensivo, vivíamos en kibutz Yad Mordejai”, nos cuenta, recordando sus primeros días en el país. “Sobre nuestras cabezas volaban misiles lanzados desde la Franja de Gaza, dominada por Hamás”.

Al llegar a Israel, Meidan tenía planeado terminar sus estudios universitarios, sin embargo su experiencia durante la operación le sirvió de inspiración para tomar un rumbo totalmente diferente. Decidió seguir los pasos de su padrastro israelí, y unirse a las FDI “Mi abuelo me ayudó a entender que como ciudadana israelí, estoy en el deber de servir a mi país” nos confesó con orgullo.

Al principio, su decisión de enrolarse le causó algunas inquietudes. “Entré primero en Mijve Alón donde tomé un curso de hebreo”, nos cuenta, refiriéndose a al entrenamiento básico diseñado para nuevos inmigrantes. Luego de mejorar su hebreo, llegó al Comando de Defensa Aérea, donde se unió a un grupo de soldados encargados de operar el sistema Cúpula de Hierro. De inmediato entendió la importancia de su puesto que le permitiría proteger a los civiles israelíes de la misma amenaza de cohetes que atormentaba a su familia y amigos durante la operación Pilar Defensivo.

Camaradas de Or Meidan en su ceremonia de juramento - Foto Fuerza de Defensa de Israel

Camaradas de Or Meidan en la ceremonia de juramento

“Haber crecido en Uganda no fue particularmente difícil. Siempre estuve muy dedicada a mi trabajo escolar, y disfruté aprender constantemente cosas nuevas”. Nos cuenta Meidan. “Sin embargo nunca me imagine algo tan desafiante ni tan confortante como mi día a día en las FDI”, agregó. Su meta es convertirse en comandante de una batería de Cúpula de Hierro e impartir a otros la importancia de salvar vidas y proteger a los ciudadanos israelíes.

Si bien la soldado Meidan no es judía, tiene intensiones de participar de Nativ, un curso destinado para soldados que desean convertirse al judaísmo. “Yo soy ciudadana israelí, y estoy muy orgullosa del trabajo que hago en el Ejército israelí, aún así, convertirme al judaísmo es algo que aún me queda pendiente”, nos cuenta emocionada.

¿Quieres conocer otras historias de soldados del Ejército de alrededor del mundo? Encuéntralos en nuestro mapa interactivo:

Banner mapa interactivo


compártelo:


Comentarios: